Astiazaran, vete a Alemania y aprende


Publicado en Perarnau Magazine     www.martiperarnau.com
Texto: José Antonio Hidalgo  (6 marzo 2012)

La Bundesliga y su magnífico trato a los aficionados

           La eficacia de un producto está marcada por la manera en que satisface las necesidades del cliente. Ofrecer una atención exquisita es una de las máximas para fidelizar al consumidor. Estos conceptos básicos del márketing son aplicados a la perfección en la Bundesliga y hacen del campeonato alemán la envidia de cualquier aficionado al fútbol que no tenga la fortuna de vivir en Alemania.

Acudir a un estadio ha de ser una experiencia agradable. Unas instalaciones cómodas y modernas, facilidad de acceso en transporte público y privado así como amplias zonas de ocio y restauración son características comunes de todos los estadios alemanes. Lugares en los que no sólo se puede disfrutar del partido, sino también de las horas previas y posteriores al encuentro. Si a esto le añadimos unos precios asequibles y unos horarios racionales, se dan todas las condiciones para asegurar el éxito de público.

        2ª LIGA, POR DETRÁS DE LA NFL

          Durante la temporada 2010/11, un total de 12,9 millones de aficionados acudieron a los 306 partidos de la temporada, lo que supone una media superior a los 42.000 espectadores por partido. Los modernos estadios germanos superaron el 90% de capacidad media. Unos datos espectaculares que sitúan a la Bundesliga como la segunda liga profesional de cualquier deporte con mayor presencia de espectadores en las gradas, solo superada por la NFL.

          Uno de los aspectos que, sin duda, más nos llaman la atención de la Bundesliga son los precios de las entradas. El precio medio de la temporada 2010/11 se situó en 22,75 euros, el más barato entre las grandes ligas europeas. El duelo de los octavos de final de la UEFA Champions League entre FC Barcelona y Bayer Leverkusen sirve de escandalosa comparación para reflejar la diferencia de precios entre España y Alemania. En el partido de ida, los aficionados que acudieron al BayArena pagaron entre 15 y 55 euros por su entrada. Los que acudan este miércoles al Camp Nou pagarán entre 62 y 167 euros, es decir, el aficionado que pagó la entrada más cara del BayArena no tendría acceso a la entrada más barata del Camp Nou.

          Si hablamos de abonos, los más económicos de la Bundesliga van desde los 120 euros del Bayern Múnich a los 212 euros del Mainz 05. Un aficionado del conjunto bávaro tiene la posibilidad de seguir a su equipo por una cantidad muy inferior a los 213 euros del abono más barato del Real Madrid. Cabe destacar que poco más del 50% del aforo está en mano de abonados, debido a que los clubes limitan su adquisición para no hacer de los estadios territorio exclusivo de un cierto número de personas.

          Los clubes alemanes también ofrecen distintos tipos de descuento en sus entradas. Niños, jubilados, discapacitados… ven reducido el precio de su localidad. La adquisición de paquetes de un cierto número de entradas también conlleva, en algunos casos, descuento respecto al precio individual de la misma. Asimismo, todos los estadios disponen de gradas de pie, factor que contribuye a la reducción de precios.

          En relación a la afición visitante, existe la obligación de ceder el 10% del aforo. La entrada también ofrece la posibilidad de usarla como ticket de transporte para desplazarse al estadio. Medidas que, sin duda, facilitan la presencia masiva de aficionados visitantes. Además, la Federación publica fecha y hora de cada partido con suficiente antelación, lo que ofrece a las aficiones la posibilidad de planificar su viaje en las mejores condiciones posibles.

        HORARIOS PARA TODOS LOS PÚBLICOS

          El horario de los partidos es otro de los factores clave en la buena asistencia a los estadios. Horarios sin condiciones. Los derechos de TV en manos de un único operador y todos los partidos a través de una plataforma de pago (tan sólo se emite en abierto el partido que abre la temporada y el primero después del parón invernal) juegan un papel muy importante en beneficio del seguidor que acude al estadio. No hay condicionantes que impidan que dos equipos jueguen a una misma hora y, muy importante, la prioridad es siempre beneficiar al aficionado que se sienta en la grada, no al que se queda en casa para verlo por televisión. Un fútbol con horarios para todos los públicos, para que los niños puedan disfrutarlo en el campo, sin sesiones golfas a las diez de la noche.

          El respeto y cuidado por los aficionados también se demuestra a través de los distintos actos organizados por los clubes. Al inicio de temporada, el equipo da la bienvenida a sus seguidores organizando una fiesta que tiene como punto central la presentación oficial de la plantilla. En las horas previas al inicio del acto, los seguidores del club tienen la posibilidad de disfrutar de juegos, sorteos y todo tipo de actividades destinadas a disfrutar de la unión club-afición. Asimismo, en el último partido del año, previo al parón invernal, es común ver a los jugadores dar las gracias a la afición por el apoyo recibido durante todo el año.

          Una buena muestra de esa exquisitez hacia la afición quedó reflejada recientemente en un estudio que la revista Sport Bild realizó a los 18 clubes de la Bundesliga para valorar la atención que ofrecen a sus seguidores. La prueba consistió en enviar una carta a cada uno de los equipos. En ella, una madre solicitaba al club el envío de autógrafos de los jugadores para su hijo, al que describía como un gran fan del club. Junto a los autógrafos, se pedía información sobre el horario de entrenamientos, adquisición de entradas… Resulta sorprendente comprobar cómo la mayoría de los clubes dieron una cuidadosa respuesta personalizada a la solicitud y accedieron, sin ningún coste, al envío de autógrafos y demás peticiones.

          Sin ninguna duda, la afición reina en la Bundesliga. Son uno de los principales activos de la competición y, como tal, merecen el mejor de los tratos. A pesar de que la taquilla no significa la mayor fuente de ingreso, los seguidores siguen siendo los mejores clientes de unos clubes que no olvidan que estadios llenos equivalen a un mayor número de patrocinadores. Cuidar de la afición es la mejor forma de cuidar del club y, por tanto, de la competición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: