La mejor liga del mundo


          Los alemanes tienen más dinero que nosotros pero el fútbol les sale mucho más barato. Dice nuestro amigo Parrondo (capitaclismo.com) que vamos a acabar aburridos, como los paisanos de la Merkel, aunque con sueldos chinos, lejos de la Europa competitiva y responsable. Escasea el dinero, la gente no consume, siguen cerrándose muchos bares y restaurantes, comercios de todo tipo. La calle pierde ambiente. Quieren que nos quedemos en casa viendo la tele, fútbol o lo que pongan. Cada vez menos aficionados en los estadios, los están echando con horarios raros, y con actitudes más extrañas aún, que no hacen más que inflamar la burbuja. Hasta que explote del todo. Los precios del fútbol español son abusivos. Si revisamos el post titulado Astiazaran, vete a Alemania y aprende (16 marzo), comprobamos que a los aficionados españoles nos toman el pelo. Espléndido informe el elaborado por José Antonio Hidalgo para el blog de Perarnau, había que piratearlo, todo un honor. El ejemplo de la Bundesliga es demoledor. Los clubes germanos han entendido que siempre será mejor vender 40.000 entradas a 10 euros que 10.000 a 40. El provecho pecuniario es el mismo, pero el campo estará lleno. Mejor para todos menos para el equipo forastero. Pero aquí no, aquí nadie mira por el espectador ni por el equipo casi. Al contrario, se lo ponen cada vez más difícil. A los dos.

          A este paso, los alemanes, serios y de cabeza cuadrada, se divertirán más que los españoles. Irán al fútbol con dinero fresco en el bolsillo, cenarán salchichas y cerveza, habrá siempre tenderetes repletos para tantos miles de personas, con lo que crecerá el flujo comercial. Va a ser al revés, ellos serán los que rían. Y disfrutarán del espectáculo, del ambiente y del colorido de un estadio lleno y motivado. Mientras, los españoles, en casa, y no porque haya nieve y haga mucho frío en el exterior. Sin poder adquisitivo, hartos de que nos timen, acabaremos recurriendo al ordenador para ver determinado partido, hasta encerrados en la habitación. Aquí o te abonas a los dos operadores principales o te quedas sin media liga. En Alemania no pasa eso, todo funciona con lógica. Allí pagas a uno y lo tienes todo. Ellos veranearán en Ibiza, como siempre, en las Canarias o donde se tercie. Nosotros hasta nos estamos quedando sin pueblo. Y por si fuera poco lo de los precios, la orgía de horarios impuesta por Roures, en un intento desesperado por rentabilizar su inversión, constituye un segundo atentado al fútbol. Vale que no deje entrar a las radios, parece que no le meten mano, hay papeles firmados, iría a la justicia europea y se saldría con la suya, no sabemos… Pero que no eche a la gente de los estadios, al aficionado que siempre ha ido, de generación en generación. No puede arrebatarle esa costumbre ni birlarle unas horas de disfrute.

           La mejor tribuna para ver al Barça en Leverkusen costaba menos que la entrada más económica para ver el partido de vuelta en el Camp Nou. Con eso está todo dicho. Un abono anual del Bayern puede salir por 120 euritos. En Chamartín no guardan sitio por menos de 213. Comparativa extrapolable al resto de clubes de ambos campeonatos. Parece que ellos son los pobres y nosotros los ricos. Sin embargo, el campo del Madrid no se llenó con la visita del CSKA Moscú por culpa de los precios. Una pena. Llena cualquier equipo alemán, pero no el Real Madrid, uno de los mayores espectáculos balompédicos del mundo. En Champions. Y decía Florentino antes del sorteo que no iba a haber rebajas para cuartos de final, veremos si mantiene las tarifas ya sabiendo que los rivales son chipriotas, parece que habrá reducción. En Alemania los llenos se suceden en todos los estadios. Los de la Premier llenan todos salvo el Wigan, los precios son lo de menos, entrar en Anfield no es fácil. Nos cuentan por la maquinita que el Depor ha instaurado esa fórmula teutona este año, tiene 25.000 socios y Riazor parece el campo del Borussia Dortmund. Hay que volver a Primera, a ver si entonces mantienen esa exitosa política. Sería buena señal. Lo de Getafe, de vergüenza, por mucho que diga su presidente que el club es suyo y hace lo que le da la gana.

          La grandeza de un campeonato se mide, entre otros muchos aspectos, por la afluencia de espectadores. Aparentemente siempre llamará más la atención un estadio lleno que uno semivacío. No vale con decir que aquí juegan Cristiano y Messi, más los campeones del mundo (todos reunidos en dos equipos), y que el Athletic ha barrido al ManU, por lo que nuestra liga ya es mejor que la inglesa. Decía el otro día el legendario Uli Hoeness que los clubes españoles no pagaban sus impuestos, con lo que se incurría en doping financiero. Muy razonable. “Pagamos cientos de millones de euros a España para que salga de la mierda y los clubes no pagan sus deudas. No puede ser”, se cebaba el actual presidente del Bayern Munich, no un cualquiera. Ellos, los alemanes, están convencidos de que en España puede ocurrir cualquier cosa. Si no pago a Hacienda, tengo tanto más para fichar a cualquier estrella mundial. Cuántas más reúnas, más opciones de triunfar. El Madrid salió raudo a aclarar que su deuda no existe, la de Hacienda, que está al día. Si en España se reconoce públicamente el crack socioeconómico, imaginemos lo que piensan y dicen por ahí, donde además la sospecha de dopaje  sobre el deporte español es generalizada. Lo que cree la gente. Ahora también nos acusan de doping financiero. La otra vez, el inigualable Yannick Noah, ahora el rubio aquel que hundió al Atleti en Heysel. Entremedias, también antes y vendrán más, distintas voces de varios países y diferentes organismos políticos y deportivos. Del solomillo de Irún a la acusación serena, se supone, de Hoeness.

          Y en este país nos siguen vendiendo que todo es mentira y que somos los mejores. Y aquí todos callan, nadie dice nada. Bueno sí, salió el ministro para decir que había un problema con el dopaje y luego el asunto se diluyó en matices. La prensa francesa pidió en su día que saliesen a la luz pública todos los nombres de la Operación Puerto, que no todos eran ciclistas. El caso debe andar en algún cajón del juzgado, todavía sin fumata blanca. Pero bueno, que me voy del tema… Que los alemanes están en otro nivel. Y los ingleses también. Torres, Silva, Agüero, Mata y muchos otros se han tenido que marchar del fútbol español por razones de mercado. Aquí casi todo el dinero se lo quedan dos clubes y sus futbolistas figuran entre los mejor pagados del planeta. Ya tendremos tiempo de entrar en comparaciones con la Premier, que siempre vendrá bien. Sólo basta fijarse en lo que le sucede al Glasgow Rangers, uno de los dos grandes de Escocia, 140 años de historia, en quiebra total, sancionado, a la venta, al borde de la desaparición por una deuda, también  fiscal, inferior a la mitad de lo que debe el Atlético de Madrid. ¡La mejor liga del mundo!

          Son países desarrollados donde los trapicheos están mal vistos. En Inglaterra pagan mejor que nadie al futbolista medio, hay fichas muy altas, pero pagan, cuadran cuentas e invierten menos en fichajes, con la excepción del City. Los ingleses se han ajustado el cinturón, siendo los más ricos, son responsables. Eso es lo que les ha pasado, Mancini al margen también. Ya sólo el Madrid y el Barça aguantan el tirón. Veremos qué pasa cuando llegue el denominado fair play financiero de la UEFA. Si otro fuese el reparto de los ingresos televisivos en el fútbol español, más equitativo, como en la Premier, merengues y culés no serían tan favoritos para todo. Se demostró hace de 10 años cuando hubo dinero para todos por aquella guerra de las televisiones, aunque también proliferaron los cambalaches. Aumentaría la competitividad, habría equilibrio, pero esto da igual. Entre unos cuantos se apañan. Los demás no importan. Menos mal que de vez en cuando surge algún Athletic como soplo de aire fresco para ventilar al menos un ratillo ese estercolero que muchos continúan ocultando y negando. Pero ya huele demasiado.

          Por cierto, que se me olvidaba, no hagan caso a Astiazaran cuando diga que los chinos, los indios o los japoneses están como locos por la liga española. Un Valencia-Rayo, por ejemplo, a los chinos les da igual. Si acaso, alguno con tienda en Vallecas que se haya aficionado al equipo del barrio. A los operadores chinos sólo les interesan los Madrid-Barça y poco más. Por lo que dice el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, parece que en Asia están empezando ahora a ver la televisión, cuando es allí donde se fabrican casi todas. Allí ya ven la mejor competición, la Champions, y también hace mucho que tienen su liga, la Premier, y sus equipos favoritos. Hace ya bastantes años que los ingleses introdujeron producto tan apetitoso, con lacito y todo, lo mejor del mercado con diferencia, los goles más caros, parece cine. Habrá más seguidores del Chelsea en Bombay que del Levante en Valencia, cuota de mercado. Y aquí andamos todavía que si el Madrid o el Barça tienen que jugar un domingo a mediodía por deferencia al mercado asiático. El problema es que sólo pagarían mucho por algunos partidos, la mayor parte les resulta indiferente, aunque el que quiera verlos, los ve, ya se busca la vida. Pero nunca serán las audiencias de la Premier. Los ingleses venden calidad y organización, nos sacan unos añitos, como en todo. Aquí intentamos vender humo a los chinos, que precisamente no son fáciles de engañar. Ya dedicaremos un día de estos un post a Astiazaran. Le echaron de la Real Sociedad, le calaron rápido, y nadie entiende cómo cayó en la LFP, donde le sueltan un pastón por ser hombre de paja.

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by nico on 4 abril, 2012 at 19:04

    Me gusto mucho todo el texto que acabo de leer, realmente es muy interesante y pienso igual que tu en casi todo ecepto en una cosa, creo que el dinero se deberia repartir equitativamente entre los equipos de primera y segunda division que los abonos deberian bajar de precio al igual que las entradas, y pongo un ejemplo que parece tonto el estadio del getafe el coliseum le caben como 16.000 mil personas y siempre esta vacio, si las entaradas mas caras costaran 15€ para todos los partidos dependiendo que sea champions, europaleague,copa del rey o liga.
    Creo que los sueldos de los futbolistas tambien deberain bajar.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: