Pirulí Connection (II)


   El loft de Nachete

  

Santiago González, director de TVE, Nadal, Federer e Ignacio Gómez-Acebo              

          En el Pirulí dan por hecho que a Nachete (el que se sale de la foto) se lo calzan. Un deseo y también una necesidad. Que ha aparecido alguien más o menos serio y se ha percatado del peligro que supone un inepto vividor al mando del departamento de Deportes en tiempos tan revueltos. Todo indica que no va a poder disfrutar del loft que se había agenciado para el próximo verano en Londres. Su idea, entre otras muchas fechorías, era apropiarse para su disfrute particular de la mitad del espacio destinado a TVE en el edificio IBC, donde se da cobertura tecnológica a las distintas televisiones presentes en los Juegos Olímpicos. Quería quedarse con una de las dos plantas reservadas, la de arriba, 250 metros cuadrados. Para él y su pequeño séquito. La de abajo, del mismo tamaño, para el resto de la tropa. Comentaristas, redactores, presentadores, técnicos, realizadores, productores, internet… Todos juntos, también la gente de RNE. Si al final serán 80-90 las personas que se desplacen, el reparto del lugar habitual de trabajo se antoja, como poco, escandaloso. Pero Nachete era el que mandaba. Menos mal que le van a cortar las alas. Se le ha marchado quien creía que era su valedor, su amiguito del Consejo de Administración, y ha quedado con el culo al aire. Habrá celebración popular, en Madrid y en San Cugat. Champán y cava ya preparados. No es para menos.

          Se apellida Gómez-Acebo y hará historia como el peor de todos los que han pasado por el cargo. Nadie se explica cómo pudo llegar al mismo. Dicen los que estuvieron en los Juegos de Pekín que hasta fue incapaz de repartir bien los bocadillos a los enviados especiales, cometido encargado por el responsable de su departamento, conocedor de la ineptitud supina del aludido. Ya que había ido a China, algo tenía que hacer. Pues la lió hasta repartiendo bocatas. Nadie entiende cómo pocas semanas después le nombraron Jefe de Producción de Deportes, pero menos aún que sólo meses después le hicieran jefe absoluto de Deportes, coincidiendo con el escándalo del himno en aquella final de Copa de 2009. Se tiró toda una semana en Prado del Rey hasta que acabó engañando a Javier Pons, entonces máximo responsable de TVE, para que le pusiera al frente de la nave. Prometió total sumisión a Pons y también a Fran Llorente, Jefe de Informativos. La conmoción fue generalizada, indignación entre todos aquellos trabajadores que conocían de cerca y con detalle la desfachatez, la catadura moral y la capacidad profesional del sujeto. Pues lleva casi tres años haciendo y deshaciendo a su antojo, firmando gastos de millones de euros en derechos deportivos, 140 millones en 2010, cuando ya los recortes eran una constante muy evidente. De todos modos, los negocios más cuantiosos han dependido más de las altas esferas que de Nachete. Las cadenas privadas de televisión han criticado, en los últimos tiempos, el sobrecoste del deporte que ha provocado RTVE. No vendría mal una investigación, externa, claro.

          A Nachete le conocen todos de sobra en TVE, pues lleva demasiados años fastidiando a la gente. Y nadie habla bien de él, todo lo contrario. No le gustan los deportes, lo reconoce en público, pero mola eso de llegar al gimnasio con chófer, de la tele, claro. Ya era la segunda temporada de la Fórmula 1 en La Sexta y el caballero creía que los coches aún los daba Tele 5. Lo repitió hasta tres veces en una reunión con mucha gente presente, de Deportes y de Informativos, y puso cara de no creérselo, de no me vaciléis, cuando ya alguien le informó de que Lobato había cambiado de pantalla. Inaudito en un responsable máximo de un departamento que se dedica, entre otras cosas, al negocio de los derechos deportivos. Está todo el día de viaje, aprovecha cualquier resquicio para recorrer medio mundo a costa del contribuyente. Paseaba por Socchi, ¡preparando los Juegos de Invierno 2014!, cuando el Consejo de Administración anunciaba que Teledeporte no tenía futuro debido a la crisis. Ajeno a la que cae, va presumiendo incluso de que él será el último jefe de Deportes de TVE. Nachete se fue una vez a Alemania, hace años, siendo productor (perteneciendo  a Producción, mejor dicho), con unos cuantos más, a buscar una cámara y otro material para alquilar o comprar; regresaron una semana después sin cámara y sin nada.

          Quien ya ha anunciado su adiós es Santiago González, director de TVE y, como tal, máximo responsable también de las fechorías perpetradas por Gómez-Acebo desde que gobierna a su capricho. González ha demorado su marcha para que el finiquito sea más cuantioso, quiere percibir 45 días de indemnización por año, en vez de los 7 que la nueva reforma laboral  ofrece a los directivos. Resulta que los contratos están por encima de las leyes para los cargos directivos, al contrario de lo que sucede si se trata de un trabajador normal. Así va el país. Se blindan hasta el punto de poder presentar una dimisión a la carta, dentro de dos meses, que la tajada es mayor. El que no corre, vuela. Otro que se va es Jesús Andreu, la pretendida agarradera de Nachete en las alturas. Se va para hacerse cargo de la presidencia de la Fundación Carolina, institución público-privada que promueve las relaciones culturales y la cooperación en materia educativa y científica entre España y los países de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, según reza la web de dicho organismo. ¡Lo que se inventan!  Y el Consejo de Administración ya con sólo 9 miembros, cuando la ley marca 12. Caos, peleas políticas…

          Arriba ya saben lo del loft en Londres. Y han flipado, claro. La situación actual, con un lunático muy osado al frente, se hace inasumible para cualquier rector más o menos decente. Un reservado de 250 metros cuadrados para Gómez-Acebo y sus tres o cuatro cómplices. Y ahí, sin recortes ni austeridad alguna. Se quería llevar a su secretaria, como coordinadora de gestión, o algo así. De hecho, está en la lista para Londres. Pero en los próximos días van a pasar cosas. Otra de las que le adulan es Matilde García Cuevas, también responsable de adquisiciones de derechos, la misma que no sabía que las agencias de televisión no servían ni una sola imagen de la Premier League. Para que se hagan una idea, sí les podemos describir someramente  el escenario físico actual en el Pirulí. Ya hace tiempo que Nachete echó de la sexta planta, la de Deportes, a todos los redactores, que desde entonves se apelotonan en el primer piso, con la gente de Informativos. Una redacción, hacinada; la otra, la de arriba, vacía. Esperpéntico. Se los ha quitado a todos de encima simplemente para que no le vean la cara, y no sólo redactores, gente con la que lleva trabajando años y que le conoce perfectamente. Se ha quedado con todos los despachos menos uno. Esto hay que pararlo. Londres 2012 queda demasiado lejos para el actual Jefe de Deportes, imposible que logre la mínima. Ahora mismo no está asegurado ni el anunciado doblete de la gran Silvia Barba en Eurocopa y Juegos Olímpicos.

Anuncios

One response to this post.

  1. Escribe un libro de suspense que te vas a salir, porque la realidad supera con creces la ficción. Pena e indignación. Que cierren ya Teledeporte.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: