La jugarreta de Vilanova


         

          Mal empieza Tito Vilanova si es verdad que durante meses no le contó nada a Guardiola de la proposición que le habían formulado Rosell y Zubizarreta para quedarse al frente del equipo. Por encima de guerras personalistas entre dos bandos bien definidos, queda el vestuario, donde los futbolistas también se han percatado de lo sucedido entre los dos técnicos. No se entiende la falta de confianza de Vilanova, o su exceso de ambición, ocultando negociaciones a quien lo eligió como ayudante y le convirtió seguramente en el adjunto mejor pagado del mundo. A quien le rescató para el Barça. Un inesperado menosprecio a quien le brinda esta oportunidad única e inimaginable. Todos habían dado por hecho que la decisión del presidente se había adoptado con naturalidad, los elogios a estilo tan continuista habían parecido unánimes. Pero no, Guardiola no participaba en la jugada, había quedado al margen, empezaba a ser pasado. Aquella rueda de prensa, el día de su adiós, fue una pantomima. Se había enterado de quién iba a ser su sustituto justo antes de comparecer ante los periodistas. Y no por boca de su amigo Tito, que sólo le había avanzado algo el día anterior, después de acatar el silencio cómplice sugerido por Rosell.

          No hay por qué dudar de los datos que aporta Salvador Sostres acerca de la trama urdida para que Guardiola se sintiera maltratado (ver post Intrigas en Can Barça, 18.05.12). Tampoco de que está enrolado en el frente de Laporta y que seguramente no habría contado nada de estar su amigo en la presidencia. No debe extrañar que Pep se haya marchado tan fatigado, no sólo por la tensión del trabajo, también tiene que estar muy cansado de convivir con Rosell. Cierto que el entrenador tendría que haber aclarado su futuro con mayor antelación, actitud quizás relacionada con el conflicto personal que mantienen, y cada vez más cruento, los dos últimos mandamases del Barça. Lo publicado en El Mundo viene a decir que Rosell utiliza periodistas para echar mierda sobre Guardiola y que éste le ha amenazado con cantar ante la prensa. Siendo todavía entrenador. Rosell consintió en privado no anunciar el sustituto hasta que el entrenador hablase con su ayudante, pero rompió su palabra minutos después. El club barcelonista ha anunciado medidas judiciales si dicho medio no rectifica la información del polémico Sostres.

         

          Por si fuera poco, Laporta ya ha insinuado que podría presentarse a las próximas elecciones. Sin Guardiola en el Barça, todo se puede ir a pique, la calma social reventaría en cuanto los futbolistas no alcanzasen los mismos resultados. Y el listón no puede estar más alto, además con la presión añadida de un Real Madrid más que competitivo. Crisis total justo antes de la final de Copa y una plantilla pendiente de la brecha abierta entre los entrenadores. Pep debe sentirse traicionado e ignorado por Tito. Lo de Zubizarreta clama al cielo, hasta dónde llega la gente por dinero. Guardiola pasa de Zubi, también de Rosell, pero la infidelidad y la ingratitud de su ayudante, amigo de tantos años, le debe doler más de la cuenta. Tito se ha cargado el tándem aliándose con Rosell. Un simple pasa esto, Pep lo hubiera zanjado Guardiola con un de puta madre, cógelo. Y arreglado, se supone. A no ser que hubiese aún algo más que tampoco advirtamos o sepamos.

          Si revisamos ahora el vídeo de la famosa despedida, después de las últimas informaciones, todo encaja mucho mejor. El rostro y los gestos de Guardiola hablan por sí solos. Lo que parecía emotividad era rabia contenida. Resultan imágenes impactantes por la tensión y la sangre fría de los partícipes, como ajenos incluso a la presencia de los periodistas. Especialmente Pep, que ni siquiera pudo disfrutar de los aplausos, con la mente y las entrañas en hechos más desagradecidos. No fue el mejor adiós para el genial entrenador, como ya le pasó siendo jugador. Pero él fue elegante hasta el final, catalogó de acierto pleno la elección de Vilanova, les siguió el juego a los otros dos, aguantó el tipo como bien pudo, consciente de la farsa, y todos salieron convencidos de que la abdicación era real, llena de lógica y naturalidad. Ahora se comprueba que todo era ficticio, artificial. Y se constata la catadura moral del actual presidente del Barça.

          Desde la distancia, y sin vivir el día a día azulgrana, hasta podría dudarse del futuro de Vilanova. Se supone que ya habrá hablado con Pep, a ver si Sostres continúa contándonos, ya que por otros medios va a ser difícil. Hoy mismo los periódicos Mundo Deportivo y As estaban enfrascados en una guerra de váteres, el uno intentando derribar la excusa del Bernabeu para no albergar la final de Copa, y el otro sacando fotos de operarios trabajando en gradas y lavabos del estadio madridista. Un asunto ya pasado, pero acabó la Liga y hay que mantener el eterno enfrentamiento como poco hasta la Eurocopa. La prensa de Madrid sí se hace eco de los graves sucesos en Can Barça, hasta El País en portada, aunque en la ciudad condal el enfoque no es el mismo. Unos callan, otros cuentan a medias.

          Desde el escrito de Sortres sólo se sabe que el Barcelona prepara una querella por atentado contra el honor y por falsedad en la información. Guardiola no ha abierto la boca para negar lo publicado. Quien calla, otorga, más en situación tan delicada. Además Sostres sí ha hecho público que ha hablado con el aún técnico del Barça y que sólo le discute algún matiz semántico (que nunca dijo voy a joderte ni al presidente ni a nadie), pero que no había divergencias en cuanto al fondo de lo publicado. De momento, tampoco El Mundo ha llevado a efecto la rectificación solicitada. Sólo faltaría que intrigas tan deplorables se tuvieran que aclarar delante de un juez. Y expectación máxima ante la primera rueda de prensa que ofrezca Vilanova. El cuándo todavía es una incógnita.

     

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by Stringer Bell on 25 mayo, 2012 at 01:04

    y ahora tras las palabras de Guardiola que tienes que decir?, lamentable artículo más propio de un forofo que de un periodista, un periodista contrasta informaciones, y simplemente no da crédito a un bufón que escribe cosas a favor de la violencia de género o alegrándose de tragédias donde se pierden vidas humanas entre otras muchas otras cosas solo para provocar. Muy triste que un periodista que se ha ganado un merecido reconocimiento como la voz de la premier durante muchos años solo por ser de otro equipo y le guste Mourinho haya escrito una basura como esta. Decepcionante es quedarse corto.

    Responder

  2. Posted by D. Teriyaki on 18 mayo, 2012 at 17:58

    Entrevista en Canal+ a Joan Laporta. J. Laporta dice que le gustaría volver a la presidencia del Barça, J. Laporta despotrica contra Rosell. Sortres es amigo íntimo de J. Laporta. That’s suspicious.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: